lunes, 7 de agosto de 2017

MARÍN. EL MARINENSE FRANCISCO PAÍS PESQUEIRA, LIDER EVANGÉLICO. POR ANGEL G. CARRAGAL

Francisco País Pesqueira, con sus tres hijos:  Frank, Agustín y Josué
y su segunda esposa, Rosario García Calviño (Foto MCF)

El protestantismo llegó a Marín en 1882 con los misioneros Thomas Blamire y James Wigstone que predicaban por las calles del pueblo. Ese mismo año se realizan los primeros bautismos por inmersión en la Isla de Tambo a Francisco País Pesqueira y Josefa Pazos Santos. Aquel primer bautizado de la iglesia de Marín sería el padre de Josué y Frank País, creyentes evangélicos, héroes de la revolución cubana asesinados en 1957 tras el golpe militar de Fulgencio Batista.
El año en el que andamos se celebra el 155 aniversario del nacimiento de Francisco País Pesqueira que vio la luz en Marín el 25 de mayo de 1862. Hijo de una humilde familia, tras finalizar los estudios primarios, comienza a trabajar en una zapatería. En su infancia y juventud destaca por su carácter inquieto y amante de la música. Por su dominio de varios instrumentos musicales formó parte de la banda de música de Marín y sus actuaciones eran solicitadas en casi todas las romerías de los pueblos de los alrededores. No suficiente con ello nuestro evocado Francisco País Pesqueira se aficionó a la lectura adquiriendo una basta formación cultural y consigue ser maestro. En un documento que guarda el Museo Casa Frank País de Cuba se dice de él que era “un personaje sosegado y de sensible carácter, clara inteligencia, con dotes de organizador y gran sensibilidad musical... Su vocación magisterial, la pronta sonrisa y la palabra fácil le proporcionaron grandes energías y una formación firme cuya labor filosófica y cualidades personales lo aclamaron como el supremo en la comunidad religiosa”. Fue un gran líder del protestantismo. Políticamente se pronunció a favor del nacionalismo en contraste con la iglesia católica.
País Pesqueira fue el primer director de la Iglesia Evangélica de Marín durante la República. Se preocupaba mucho por los niños que no sabían leer ni escribir y llegó a abrir una escuela nocturna para adultos. En 1907, con 45 años de edad, viaja a Cuba con su esposa para hacerse cargo como pastor de la primera Iglesia Bautista promoviendo el culto a lo largo y ancho de la isla caribeña y colabora con las principales publicaciones ‘bautistas’ (su primer libro lo publicó en Marín: “El faro de la niñez”. 1900). En 1914 regresa a Marín debido a la enfermedad de su esposa que fallecería más tarde. A raíz de un grave accidente sufrido en 1925 al ser arrollado por un tranvía, que lo invalidó físicamente para el resto de sus dias, dejó escrita esta lapidaria frase: “Yo soy un hombre fuerte ¿acaso no paré un tranvía cuando éste chocó conmigo”? En 1927 celebra segundas nupcias con la marinense Rosario García Calviño con la que retorna a Cuba y con quien tiene tres hijos: Frank, Agustín y Josué. 
Francisco País Pesqueira, un ilustre marinense en la historia de Marín y de la Iglesia Evangélica, falleció en tierras cubanas en 1939 a los 77 años. Sus restos descansan en el cementerio de Santa Ifigenia-Santiago de Cuba, declarado monumento nacional.

Por Angel García Carragal
Diario de Pontevedra
07.08.2017/Pag. 22

No hay comentarios:

Publicar un comentario