lunes, 1 de mayo de 2017

MARÍN. EL AVIADOR CALVIÑO EN LA MEMORIA. POR ANGEL Gª CARRAGAL

El año en el que andamos se cumple el noventa aniversario del fallecimiento -en acto de servicio a la Areonáutica Naval Española-, del marinense José Eusebio Calviño Juncal. Su muerte causó gran consternación entre el pueblo que le vio nacer hasta tal punto que la Corporación Municipal, presidida por el alcalde Ezequiel Massoni, aprobaba en sesión del 26 de marzo de 1927 dar el nombre de ‘Avenida Aviador Calviño’ al tramo de la carretera que une Marín con Bueu a su paso por Mogor, de donde eran natural.
José Eusebio Calviño Juncal nació el 12 de agosto de 1901. Hijo de una humilde familia, formada por sus padres Ignacio Calviño Piñeiro y Maria Juncal Dopazo y tres hermanos menores que él: Antonio, Eugenio y Manuel, comenzó sus estudios en la escuela de las Sete Espadas. A la edad reglamentaria ingresa en el servicio militar y al finalizar ‘reengancha’ ingresando en la Aeronáutica Naval. A los 22 años siendo ya contramaestre se presenta a unas oposiciones para la Aviación Naval fundada en 1917. Tras superar las pruebas se convierte en uno de los primeros aviadores de España participando como tal en la guerra con Marruecos y en arriesgadas pruebas de adiestramiento aéreo. A partir de entonces empieza a ser conocido como el Aviador Calviño por su destacada profesionalidad lo que unido a su sencillez y simpatía le convierten en un personaje popular entre sus compañeros y muy querido por todas cuantas personas lo tratan y conocen. 
Su pasión por la aviación le llevaría a perder la vida de manera patriótica a la joven edad de 26 años. De su muerte daban cuenta los periódicos de la época informando de que “el 24 de enero de 1927 alrededor de las diez horas uno de los hidroaviones que realizaban ejercicios sobre el mar de Barcelona cayó en barrena hundiéndose en la parte comprendida entre la escollera y los viveros. El aparato era un modelo F-16J pilotado por el contramaestre de la Aeronáutica José Eusebio Calviño... (El Sol.24.1.1927)”  El accidente se produjo a consecuencia de una explosión en el motor. Un bote de los mejilloneros acudió en auxilio de los tripulantes recogiendo ya cadáver al Aviador Calviño, y herido a su acompañante, dándose la circunstancia de que uno de sus hermanos presenció el accidente.
Modelo de hidroavión como el que pilotaba el aviador Calviño 
Meses después del trágico acontecimiento una comisión formada por relevantes marinenses: armadores, industriales y comerciantes, a los que se unieron, entre otros, el  médico D. Pepe Touriño, el alcalde de Marín, el maestro y el párroco de Mogor, le organizaron un homenaje popular que le fue tributado en el verano de aquel mismo año, contando con una multitudinaria asistencia de vecinos y de destacadas autoridades civiles y militares. El acto fue inmortalizado con una gran placa de mármol adosada a la casa donde había nacido en el lugar ‘do Monte-Mogor’ en la que todavía hoy puede leerse: “Aquí nació el malogrado José E. Calviño Juncal. 1901-1927. Convecinos y admiradores rinden a su patriotismo este póstumo recuerdo. Marín, junio de 1927”. 

Por Angel G. Carragal
Publicado en 
Diario de Pontevedra
01.05.2017/Pag. 12

No hay comentarios:

Publicar un comentario